Aqui estoy yo, y mis 35…

Hoy me he levantado con una duda existencial. Es como una vuelta al cole después de unos cuantos días encamada por una cuestión de salud. Me he plantado delante del armario y me he dicho “Cal, tienes 35 años y hoy te tienen que ver bien”. Con la subsiguiente pregunta ¿qué me pongo?. (voces en mi cabeza que dicen “será que no tienes ropa“, “con todo lo que tienes en el armario, ¿seguro que no tienes nada?“, pues no, no tengo ropa para el momento lunes de crisis post-estar-jodida-en-la-cama).

https://www.pexels.com/photo/light-smartphone-macbook-mockup-67112/¿Qué hago? Cometo el primer error del día. Preguntarle a mi buen amigo Google… Te encuentras con el siguiente panorama:

Vas a engordar, quieras o no quieras, aunque comas lo mismo; así que cuanto antes empieces la dieta, mejor. Toda la grasa que comas no va a repartirse estratégicamente por esos sitios que te apetecen, no. Te van a presentar a tu nueva compañera, tu tripa. El asunto ese de apuntarse al gimnasio o irse a andar media hora todos los días como te recomienda el médico, vas a apuntártelo como tarea prioritaria a diario. ¡Ah! Vete echándoles un vistazo a las cremas de la sección anti-edad porque van a ser fieles compañeras si no le pones remedio.

Las visitas al médico van a ser recurrentes. Los chequeos de posibles alteraciones hormonales, de tensión, niveles de colesterol, azúcar… todo eso que hasta ahora no te preocupaba demasiado, empezará a preocuparte y mucho. Dolores de espalda, piernas, pies,… (doy fé de lo jodidos que son). Hay que buscar formas de ayudar al cuerpo a soportarnos las 24 horas del día. Alimentación rica en calcio y ejercicio que aumente la fuerza muscular. (En mi caso, me han recomendado el yoga para intentar relajarme porque mi lesión es mayormente nerviosa.)

¿Qué te parece? ¿Bien, no? Por si fuera poco con todo lo que tienes que hacer todos los días, añade todo lo que te he contado arriba. Intentar mantenerte en un peso sano, buena alimentación, hacer ejercicio, cuidados corporales y faciales. Muchas cosas, ¿no?. Algunas ya tendrán la suerte de no tener que preocuparse de cierta parte de esta lista (beneficios de la genética) y otras ya tendrán rutinas pro de belleza (lo que ellas tardan 10 minutos en hacer, yo necesito 40, ley de vida).

Sumemosle una nueva dimensión a todo este planteamiento. La ropa. Teniendo en cuenta que es un 55% de la imagen que proyectamos a los demás, con 35 años ya debería tener yo claro mi estilo, lo que me va bien y lo que no… Pues nada más lejos de la realidad. Mi experiencia con el mundo del cuidado personal no es muy extensa y ha sido intermitente por diversas razones externas a mí. Con lo cual, es habitual en mí, de nuevo, acudir a mi amigo Google y preguntar por cual es la mejor manera de combinar tal o cual prenda para darle otro toque porque ésa pieza en concreto tiene ese nosequé que te impide mandarla a paseo.

Pero vamos a lo que íbamos, qué te pones después de haberte convertido en un pseudo despojo humano anti-moda, con el pijama como segunda piel durante siete días… Pues tiras de tus buenos amigos, prendas que sabes que te quedan medio bien, esas que consideras tus uniformes cuando no sabes qué ponerte. Y eso te lleva a pensar en cómo podría reducirse tu armario si te quedaras únicamente con las prendas que mas habitualmente te pones. Como me sobra tiempo, me siento delante del ordenador y busco… colección capsula y entro en barrena… ¿Sería capaz de reducir mi armario a diez o quince prendas combinables entre ellas? ¡Hay hasta retos en Internet para eso!. Supongo que después de una ardua tarea de selección y unos cuantos lagrimones, podría hacerlo… Menos mal que no tengo por qué.

Y después de toda esta ida de olla, qué me puse el día D… Pues mi pantalón vaquero con rotos y un jersey amplio… Lo más práctico y standart que encontré. Un poco de maquillaje y la mejor sonrisa que encontré en el espejo. Aprender a ponerme el mundo por montera, ya es otro cantar… Dadme tiempo.

¡Vuelta al cole!

Anuncios

Un comentario sobre “Aqui estoy yo, y mis 35…

  1. Justamente hay un chiste sobre la ropa: cuando un hombre mira en su armario y dice que no tiene nada que ponerse quiere decir que no tiene nada limpio que ponerse.bien cuando la mujer lo dice significa que no tiene nada nuevo que ponerse.también tengo esos bajos de ánimo y ando por los 30( no me acuerdo cuantos tengo ni me gusta decirlo).suelo ponerme ropa y pienso que estoy gorda( en un tiempo iba a un gimnasio pero ahora necesito la plata para otra cosa). Uso cero maquillaje y no me interesa tanto como voy vestida al salí.aunque mis gustos por el tipo de indumentaria estan bien definidos

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s